El Olivar que habla, ya es una realidad!

El olivicultor ya puede estar conectado a su olivar a tiempo real, en cualquier momento y desde cualquier lugar, permitiéndole optimizar su gestión y mejorar la rentabilidad del cultivo. Gracias a un sistema de comunicación directa «Olivar-Olivicultor» que proporciona información valiosa sobre diferentes parámetros agronómicos, como la necesidad de riego o evolución de enfermedades, es posible tomar decisiones y actuar de manera precisa y racional.


Monitorización del olivar

Ante los numerosos retos a los que se enfrenta el sector, entre ellos la gestión de los recursos hídricos y la amenaza de enfermedades que en algunos casos pone en jaque la rentabilidad del cultivo, resulta indispensable buscar alternativas tecnológicas que reduzcan los costes de producción y que, al mismo tiempo, se obtengan mayores rendimientos. En éste sentido, la monitorización y supervisión directa a tiempo real se está convirtiendo en una necesidad en la olivicultura actual y está cambiando la manera en que los técnicos y productores toman decisiones sobre su explotación.

La monitorización del olivar es una asignatura pendiente en la mayoría fincas. Hay que eliminar la idea de que monitorizar el cultivo requiere de una gran inversión y es exclusivo de grandes fincas. La realidad es que es una condición en una agricultura sostenible que pretende la mejor producción con la mejor calidad, mediante una buena gestión de los recursos, minimizando el impacto medioambiental y garantizando la seguridad alimentaria.

La monitorización del olivar es una asignatura pendiente en la mayoría fincas. Hay que eliminar la idea de que monitorizar el cultivo requiere de una gran inversión y es exclusivo de grandes fincas. 

Riego inteligente by Agroconsulting

La implantación de tecnologías avanzadas, como el sistema de Riego inteligente, facilita la gestión eficaz del cultivo. Mediante una plataforma tecnológica de fácil manejo, basada en nanotecnología (sensores en olivo) y el uso de TIC’s (Big Data y Cloud Computing), se conectan los principales parámetros del olivar Suelo-Clima-Planta con el olivicultor a través del cualquier dispositivo móvil. Y de este modo, puede visualizar el estado de su finca y saber por qué, cuándo y dónde actuar. Este sistema permite profundizar sobre el comportamiento del cultivo, mejorar la eficiencia del riego, estimar la cosecha, evitar deficiencias nutricionales, predecir enfermedades, igualar producciones de la finca, etc… aspectos de gran utilidad para el manejo y la gestión de la explotación.

El sistema de Riego inteligente conectan los principales parámetros del olivar Suelo-Clima-Planta con el olivicultor facilitándole la gestión de su finca. 

PRINCIPALES VENTAJAS

Gestión eficaz del riego: este sistema de comunicación proporciona información exacta y valiosa sobre el estado hídrico del cultivo (umbral óptimo de riego) para determinar la estrategia de riego más adecuada. Además de mejorar la eficiencia del riego, permite predecir y controlar enfermedades, estimar la cosecha, igualar producciones, evitar deficiencias nutricionales,… aspectos de gran utilidad para lograr un olivar sano, rentable y sostenible.

Tecnologías accesibles de fácil manejo: toda la información generada se muestra mediante gráficos amables que pueden ser consultados desde cualquier dispositivo móvil -Pc, tablet o móvil- en cualquier lugar y en cualquier momento.

Eficiencia del riego: visualizando e interpretando adecuadamente las gráficas es posible comprobar si el riego ha sido efectivo o no. Y de este modo, ajustar los ciclos de riego.

Optimiza los recursos: gestionando y controlando el riego, incluso por sectores, se consiguen importantes reducciones en el consumo de agua y de energía sin que afecte a la producción. Y además, aplicar tratamientos fitosanitarios sólo cuando la probabilidad de padecer una enfermedad o plaga lo justifican. O bien, realizar tratamientos preventivos sólo en las parcelas con riesgos potenciales.

Control de plagas y enfermedades: mediante el seguimiento en continuo de parámetros ambientales es posible detectar patologías, evaluar su incidencia y predecir las probabilidades de ataque o desarrollo.

Minimizar riesgos: actuar anticipadamente y tomar medidas ante fenómenos climáticos adversos (heladas, golpes de calor, altas temperaturas, etc) que pueden dañar el cultivo y la cosecha.

Elaborar aceites de oliva singulares: la gestión de riego controlado es una herramienta muy útil para elaborar aceites de oliva de alta gama. Disponiendo de información valiosa, como el estrés hídrico, es posible adaptar el riego a las condiciones que el productor requiera para obtener un aceite de oliva de excelente calidad con un perfil organoléptico determinado.

Tándem perfecto con Telenutrición: el Riego Inteligente y la Telenutrición son herramientas complementarias. Adaptando la estrategia de riego y fertirriego a las necesidades hídricas de la planta, es posible visualizar su impacto en el desarrollo vegetativo y nutricional del cultivo, verificar la efectividad del riego y/o reajustarlo según interese.

El valor del Riego Inteligente reside en saber analizar los datos, extraer información valiosa para la toma de decisiones pero, sobre todo, hacerla accesible y entendible al olivicultor. 

El valor del Riego Inteligente reside en saber analizar los datos, extraer información valiosa para la toma de decisiones pero, sobre todo hacerla accesible y entendible al olivicultor. En este sentido, proporcionamos nuestro conocimiento y experiencia para guiar al olivicultor y sepa por qué, cómo, dónde, cuándo y cuánto regar.

¿Cómo se monitoriza? 

En cuatro simples pasos el olivicultor o técnico puede estar conectados a su finca a tiempo real:

1º. MONITORIZACIÓN DEL OLIVAR

Dividir la finca por zonas en función de los tipos de microclimas, orografías, etc…, determinar las más representativas y establecer los puntos o estaciones de control donde se instalan los sensores y el datalogger.

Cada estación está compuesta por:

– Sensores que miden la humedad y temperatura del suelo (registra la evolución de la humedad y el riesgo de enfermedades)  y el clima (Tª ambiente, humedad relativa y déficit de presión de vapor del ambiente).

Datalogger que coordina la lectura de los diferentes sensores y envía los datos a la plataforma en la nube.

2º. ALMACENAMIENTO Y PROCESAMIENTO

Todos los datos de campo recogidos por los sensores, como la capacidad de campo, punto de recarga, duración del riego, evolución de la humedad del suelo, evapotranspiración, estrés hídrico, frecuencia de riego, balance hídrico, riesgo de enfermedad y plaga …. se almacenan en la plataforma en la nube. Y los muestra mediante gráficos amables.

Paralelamente se recopilan datos de mediciones, predicciones e históricos de la AEMET y otros registros útiles para la agricultura, como registros de enfermedades o plagas.

 

3º. COMUNICACIÓN CON EL OLIVICULTOR

Toda la información generada se muestra a tiempo real y puede ser consultada desde cualquier dispositivo móvil, con acceso a internet, en cualquier momento y desde cualquier lugar. 

Este sistema tiene la capacidad de comunicarse con el olivicultor generando alarmas vía SMS, WhatsApp, llamadas de voz, o e-mail para que pueda estar al corriente de la información importante. De este modo, podrá gestionar su finca en función de las necesidades de su cultivo.

A modo de ejemplo, el olivicultor recibirá este tipo de avisos: “El suelo tiene suficiente agua, puede dejar de regar“, “El suelo se está secando, es necesario iniciar el riego“, “El riesgo por infección pro Verticilosis es del 85%” ….

4º. TOMA DE DECISIONES

Visualizando el estado hídrico del cultivo es más sencillo conocer los puntos débiles y fuertes de la finca y valorar las actuaciones a realizar.

 

 

El olivar nos habla y podemos conocer sus demandas y necesidades para actuar eficazmente obteniendo resultados inmediatos que facilitan la gestión, ahorran costes y aumentan la rentabilidad del cultivo.


¿Quieres monitorizar tu finca y mejorar su gestión, hablamos?