Facebook Twitter Google +
AGROCONSULTING | Nutrición de Precisión Tridimensional del Olivar
Nutrición de Precisión Tridimensional del Olivar. La nutrición del olivo es uno de los aspectos más importantes para el óptimo desarrollo vegetativo y productivo del cultivo. Es fundamental que el estado nutricional de la planta sea equilibrado ya que un olivar bien nutrido es un seguro de altos rendimientos, salud del cultivo y conservación del entorno. Y para lograr la armonía nutricional es fundamental realizar una Fertilización racional.
Agricultura sostenible, Análisis de agua de riego, análisis de precisión, Análisis de suelo, Análisis foliar, DNA (Diagnóstico Nutricional Avanzado, Fertilización de precisión, Fertilización olivar, gestión nutricional, macro y micronutrientes, Monitorización del olivar, nutriciónX Nutrición de PrecisiónX nutrientes olivoX olivar sostenibleX olivicultorX olivicultura,olivicultura de precisión, olivo,Plan de fertilización,SIG, Tecnología,Teledetección, Tratamientos sostenibles
3660
single,single-post,postid-3660,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,

Nutrición de Precisión Tridimensional del Olivar

Nutrición de Precisión Tridimensional by Agroconsulting

Nutrición de Precisión Tridimensional del Olivar

Publicado por AGROCONSULTING en Nutrición vegetal, Olivar sostenible, Olivicultura de precisión 07 feb 2017
L

a nutrición del olivo es uno de los aspectos más importantes para el óptimo desarrollo vegetativo y productivo del cultivo. Es fundamental que el estado nutricional de la planta sea equilibrado ya que un olivar bien nutrido es un seguro de altos rendimientos, salud del cultivo y conservación del entorno. Y para lograr la armonía nutricional es fundamental realizar una Fertilización racional.  

La fertilización ha de satisfacer las necesidades nutritivas del olivo. Dada la variedad de factores que pueden afectar a un olivar no es lógico establecer recomendaciones generales de fertilización sin considerar la situación particular. Siguen estando muy extendidos los planes de fertilización basados en aportaciones reiteradas de cantidades elevadas de nutrientes sin considerar las necesidades el árbol, creyendo que estas son un seguro barato contra el perjuicio derivado de la escasez en un momento determinado. Sin embargo, esta práctica cultural aumenta los costes de cultivo, puede alterar las condiciones de fertilidad del suelo, contribuye a la contaminación del suelo y las aguas y puede afectar negativamente al árbol y a la calidad de la cosecha.

Siguen estando muy extendidos los planes de fertilización basados en aportaciones reiteradas de cantidades elevadas de nutrientes sin considerar las necesidades el olivo.

Los conocimientos y métodos actuales permiten que el olivar se fertilice siguiendo los principios la fertilización racional:

1. Satisfacer las necesidades nutritivas.

2. Minimizar el impacto ambiental, en particular la contaminación del suelo, del agua y del aire.

3. Conseguir una cosecha de calidad.

4. Evitar las aportaciones sistemáticas y excesivas de nutrientes.

 

A lo largo este artículo abordaremos la Nutrición en base a nuestros conocimientos y experiencia en olivar, revisaremos los tipos de gestión nutricional y plantearemos  la Nutrición de Precisión Tridimensional -NPT-.

 

Tipos de gestión nutricional

Básicamente existen tres tipos de gestión nutricional, la más tradicional y hasta hace poco tiempo la más extendida,  la gestión intermedia, fertilización técnica, algo más rigurosa que la anterior y la más avanzada que incorpora el uso de Tic’s.

FERTILIZACIÓN TRADICIONAL

Este tipo de fertilización es la más anárquica en olivicultura, no se suele aplicar regla alguna para determinar el plan de abonado.  Es un método que carece de rigor técnico al no emplear las herramientas disponibles, análisis agroquímicos, que permitan realizar un diagnóstico nutricional objetivo que sirva de guía a la hora de establecer planes de fertilización coherentes. Suele estar basado en calendarios de tratamientos habitualmente asociados a tratamientos fitosanitarios y, normalmente, aplicando los mismos fertilizantes anualmente.

Este método se caracteriza por:

  • Los resultados en producción no suelen ser los esperados.
  • No requieren conocimientos técnicos para la elección del tipo de fertilizantes ni la dosificación apropiada.
  • No se atiende a las necesidades reales del olivo ni de la sostenibilidad de la finca a largo tiempo.

FERTILIZACIÓN TÉCNICA

Normalmente se fundamenta en los resultados de análisis foliares y de suelo para desarrollar planes de fertilización adaptados a las características de fincas o comarcas. No obstante este tipo de gestión nutricional suele tener dos inconvenientes:

1. La interpretación de los análisis foliares se realiza mediante el Rango de Suficiencia, la tabla de referencia que se usa en Producción Integrada. Método estático de interpretación que no permite evaluar las deficiencias nutricionales del cultivo de manera precisa, no relaciona los macro-microelementos entre sí, ni clasificar de forma coherente a los nutrientes en función de su grado de limitación tanto  para el desarrollo vegetativo del olivo como para su producción.

 

 Niveles críticos orientativos en hojas de olivo. Manual de producción integrada.

Tabla Rango de Suficiencia

 

 

 

 

 

 

Para el Hierro (Fe) no es válido el análisis foliar como método de diagnóstico.

Vemos en esta tabla como sólo los macronutrientes están bien catalogados como deficientes, bajo-normal y alto. En cambio los micronutrientes, a excepción del boro, no se tiene claro cuáles son los valores de referencia (deficiente, bajo o alto), lo que indica que se conoce muy poco sobre los niveles estos micronutrientes en hoja.

 

2. Habitualmente sólo se tiene en cuenta los 3 macronutrientes principales, Nitrógeno, Fósforo y el Potasio, menospreciando  otros  macronutrientes importantes como el Calcio o el Magnesio. Y ni mucho menos se valoran los microelementos Manganeso, Zinc, Boro y Hierro.

 

Por tanto este tipo de método tanto a nivel foliar, fertirriego como de abonado de suelo es bastante limitado al no valorar la totalidad de los macro y microelementos esenciales necesarios debido a la incorrecta interpretación de los resultados analíticos al referenciar los datos utilizando las tablas de referencia. En la mayoría de los casos en los que se aplica la Fertilización Técnica es muy frecuente que la productividad de las explotaciones esté por debajo de su potencial de producción* y en los casos más graves estén por muy debajo de este nivel.

*El objetivo principal de la nutrición es acercar la producción real a la potencial. La producción potencial de una plantación está directamente relacionada con la variedad y las condiciones edafoclimáticas de la finca. 

 

FERTILIZACIÓN DE PRECISIÓN

La Fertilización de Precisión es la estrategia más rigurosa, racional y avanzada al integrar técnicas analíticas objetivas y Tecnologías de la Información y Comunicación (Tic’) concretamente SIG (Sistemas de Información Geográfica) y Teledetección.  

Por una parte se valoran los resultados de los análisis de foliar, agua de riego y suelo, aplicando la interpretación dinámica y por otra se estudian las imágenes realizadas mediante teledetección, a nivel de finca o parcela, para conocer cuál es el factor nutritivo limitante del cultivo y hacer un seguimiento de su evolución.

 

La Fertilización de Precisión es la estrategia más rigurosa y avanzada al integrar técnicas analíticas objetivas y Tecnologías de la Información y Comunicación (Tic’).

Este procedimiento nutricional se caracteriza por:

- Dividir la explotación en bloques homogéneos a nivel de parcela en el caso de fincas grandes, o bien a nivel de fincas, si estas son más pequeñas, con el objetivo de conocer con exactitud cuáles son los nutrientes limitantes.

- Emplear herramientas tecnológicas como el SIG para delimitar zonas con características específicas dentro de una finca o comarca.  Mediante la Teledetección es posible utilizar diversos índices como el vigor de la planta, contenidos en clorofila…, y de este modo diseñar y/o adaptar planes de fertilización que equilibren y/o corrijan el estado nutricional.

- Aplicar métodos de diagnóstico nutricional basados en métodos de interpretación dinámicos de los resultados de los análisis foliares como son el DOP, DRIS o DNA (Diagnóstico Nutricional Avanzado) que permitan clasificar los nutrientes en función de su carencia y así, poder planificar la nutrición de manera más precisa, aplicando sólo los nutrientes necesarios en las cantidades justas.

Fertilización de precisión

La Fertilización de Precisión permite:

  • Determinar cuáles son los puntos débiles del cultivo especificando los factores limitantes del suelo, agua de riego y nutrientes en la planta.
  • Desarrollar planes de fertilización lógicos que potencien las producciones medias en base al tipo de explotación. En el caso de olivar de secano lograr producciones medias entre 700-1.000 kg aceite/ hectárea. En olivar tradicional de riego alcanzar una media de entre 1.200-1.500 kg aceite/ hectárea. Y en el caso de olivar intensivo y superintensivo de riego obtener producciones medias entre  1.500-2.000 kg aceite/ hectárea. Estos datos son orientativos pero es importante conocer el potencial productivo medio de cada finca.

Este tipo de gestión nutricional enfoca la fertilización como un todo en el que se relacionan las partes clave del olivar: ÁRBOL, SUELO, AGUA para realizar una Nutrición de Precisión Tridimensional (NPT). 

 

Nutrición de Precisión Tridimensional -NPT-

Para lograr una nutrición equilibrada es necesaria una visión integradora de las tres dimensiones básicas del cultivo “Árbol, Suelo, Agua” teniendo en cuenta su interrelación y complementariedad. Lo que hemos denominamos como Nutrición de Precisión Tridimensional.

La base de la NPT es la correcta realización e interpretación del diagnóstico nutricional del olivo. Una buena metodología de diagnóstico nutricional deber aportar información sobre los tres aspectos más importantes dentro de la fertilización:

 1.       Aporte de fertilizantes:

Estudiar los requerimientos nutricionales del olivo debe ser el primer paso para saber el tipo y dosis de fertilizantes adecuadas. Los análisis de suelo y agua de riego ayudarán a optimizar las aplicaciones informando sobre las posibles interacciones que ocurrirán en el entorno radicular.

 2.       Control de la disolución del suelo:

Los fertilizantes aplicados sufren muy diversas reacciones al entrar en contacto con el suelo, pudiendo inmovilizarse, sobre-concentrarse, diluirse o lixiviarse. Estas interacciones dependen de factores tan variados como la textura del suelo, pH, conductividad eléctrica, contenido de bicarbonatos, fosfatos, cationes, etc. El control de la disolución del suelo mediante sondas de succión o extractos de pasta saturada revelará los elementos que realmente están disponibles para la planta, independientemente de la aplicación de fertilizantes realizada.

 3.       Entrada de nutrientes en la planta:

El que un nutriente esté disponible para la planta no indica que ésta lo tome, ya que la absorción radicular obedece tanto a la presencia de elementos solubles en la rizosfera como a diversos factores metabólicos. Por ello, el análisis de hoja es la única herramientas que disponemos para comprobar la eficacia real del aporte de fertilizantes. Es decir, cuánto de lo aportado es asimilado por la planta.

 

Es importe destacar que un buen diagnóstico nutricional debe incorporar diversas técnicas y cada una de ellas nos dará información diferente que debemos saber contrastar e interpretar. Los análisis de agua de riego y suelo nos dicen qué dosis de fertilización debemos aplicar. Los análisis de disolución del suelo informan sobre qué cantidad de lo que hemos aportado está realmente disponible para la planta. El análisis foliar se podría definir como el promedio del estado nutricional del cultivo durante un periodo de tiempo medio-largo. Lo interesante es realizar cada una de estas analíticas, cuando proceda y por recomendación, y estudiar y avaluar sus resultados para valorar el estado nutricional real del cultivo para saber por qué y cómo actuar.

Atendiendo a la Nutrición de Precisión Tridimensional es posible establecer estrategias de fertilización coherentes, racionales y eficaces que logren una óptima rentabilidad del olivar equilibrando la obtención de altas producciones, el control de los parámetros de calidad propios del cultivo, la conservación del ecosistema y la seguridad alimentaria revalorizando la Olivicultura Sostenible.

Te interesa la nutrición y fertilización del olivar, Hablamos?

 

 

 

 

Comparte esto en:

    Publicar un comentario